14 d’oct. 2016

LOMO ALTO & LOMO BAJO El restaurante más caníbal

La verdad es que cuando uno pasa el umbral del Lomo Alto o de su versión informal el Lomo Bajo, se siente uno como Dexter en plena autopsia. Un frío te hiela por un momento la sangre, cuando ves el cadáver de una res colgada solo al entrar separada y separada de ti por un cristal.


El olor de carne cruda penetra en lo más hondo, es el momento de que los objetores de conciencia den un paso atrás, por que nuestro instinto más reptiliano deja de lado el integrismo vegetariano reinante.

Apostamos por la parte informal del concepto carnicorestaurador  que OSSO ha revolucionado en Lima. su huella en la gastronomía, nos gusta la carne pero que sea buena, esta puede ser nuestra bandera.



Una planta aromática preside la mesita para endulzar el olor a cámara, la carta con un toque informal nos nombran elaboraciones realizadas con buey, vaca vieja o terneras con un alto grado de maduración. Todo es muy pedagógico de la sala de despiece al plato, pasando ligeramente por la cocina.


La carta esta llena de carnes que se deshacen, mantequilla pura para carnívoros habidos, es un disfrutar un auténtico banquete.

Me quito el sombrero con el TARTAR ROLL DE BUEY, con cebolla crujiente y cremoso de yema de huevo con su briox tierno. Un tartar de receta clasica a punto de pimienta en formato bocadillo, un buen entrante donde gracias a que la carne no ha tenido contacto con el calor, podemos apreciar con profundidad el sabor de este tipo de buey.  Como vereis todos las elaboraciones van acompañadas con unas chips de patata, creo que seria mejor otro tipo de guarnición, desmerece un poco la elaboración, se puede ser informal sin rozar lo vulgar.  14€

⁠⁠⁠⁠
El pepito de pan negro elaborado con  CHULETÓN DE TERNERA, con pimientos del piquillo. Una versión del pepito a la que sustituyen el pimiento verde frito por unos jugosos pimientos del piquillo, personalmente me sobran los pimientos porque toman el protagonismo del bocadillo,  la carne con una cocción impecable, nos permite  apreciar  la jugosidad que aporta sus meses de maduración. Existe la opción de pepito con solomillo de ternera con pimiento verde, queso y mayonesa de carne, queda pendiente! 16€



La HAMBURGUESA DE BUEY acompañada con queso, lechuga, tomate, cebolla a la brasa. Solo decir que me hubiera comido dos, como es natural el camarero pregunta el  punto de cocción, hay una acertada mezcla de magro y parte grasa,  la brasa liberar los aromas sugerentes que propician disfrutar de una combinación equilibrada, para poner en la lista de mejores hamburguesas de Barcelona.


También se puede optar por  una cecina de vaca que elaboran ellos mismos, una sobrasada de buey presentada con queso y miel. Los bocadillos se pueden acompañar con ensalada, patatas fritas, aros de cebolla, pimientos del padrón o unas muy jugosas croquetas de cecina.

Para la bebida también se nos presenta una opción informal, la carta tiene 9 referencias de cerveza del sello DAMM, desde la Daura para celiacos, a la Turia con su sabor tostado.  Se pueden tomar vino a copas, cuentan con 4 referencia, entre ellas una Aurora d'Espiells un Penedes con pinot noir, xarel·lo, syrah.


En las mesas hay unos divertidos tubos de salsas que merecerían un post especial, mahonesa con curry, mahonesa con ajo, mahonesa con estragón...dan pie al juego . La decoración es sublime, es tal la metamorfosis entre carnicería y restaurante que en los baños la pica para lavarse las manos es de grifo alto con una pila amplísima propia de una sala blanca de despiece.

Un agape de este talante solo permite que uno se sienta satisfecho,  lo mejor como es que uno sale sin sensación de pesadez, es lo que tiene las elaboraciones realizadas con producto de primera!


Lomo Alto

Carrer d'Aragó, 283-285, 08007 Barcelona

                                                                        93 519 30 00

reservas@lomoalto.barcelona